Taller de Masaje de bebés

Cuando un nuevo ser llega al mundo se le recibe con abrazos, caricias, besos…
El sentido más desarrollado del bebé es el tacto. Esos abrazos, caricias y besos se convierten en necesidad del recién nacido ¡es lo que más disfruta! . Es una realidad que al colocar al bebé en el pecho de su madre, su respiración se vuelve más profunda, sintiéndose relajado y amado.  Es entonces imprescindible detenernos un momento y pensar qué importancia tiene el contacto en el desarrollo de una persona, cómo nos comunicamos y percibimos el mundo a través de la piel.

¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies